¿Conoces a quién le hablas?

Cuando vas a decirle algo a un compañero de trabajo, de estudio o a tu jefe, ¿sabes a quién te diriges?, ¿sabes cómo hablarle a esa persona?, ¿tienes alguna idea de cómo va a reaccionar?

Vivimos ambientes en los que el conocimiento del comportamiento, y más específico, la identificación del tipo de personalidad de nuestros interlocutores, se hace vitalmente importante, para asegurar un ambiente laboral estable y armonioso. Más allá de esto, este conocimiento garantiza un buen desempeño de nuestros compañeros y de nosotros, nos lleva a mejorar nuestra reputación.

¿Y cómo hacerlo? Existen modelos para clasificar tipos de personalidad ‘global’, el más común ha sido el de Kroeger & Thuesen. Este hace una clasificación de 16 tipos de personalidad posibles, algo muy extenso, ¿no? Por eso es que es el menos práctico y en consecuencia el menos efectivo. Por esto nos quedamos con un modelo simple y práctico, como el que plantea Brewer, que considera tan solo 4 tipos de personalidad, como se puede observar en la siguiente imagen.

Modelo de Brewer para el tipo de personalidad

Modelo de Brewer para el tipo de personalidad

AUDAZ

Toman decisiones rápidas, se enfocan en resultados, compiten con todo el mundo, muestran determinación al punto de la testarudez y aman ser multitarea. Se comunican con frases cortas sin elaboración o clarificación. Observan sus relojes frecuentemente y llegan a tiempo o antes a las reuniones. Demandan resultados rápidos de sus subordinados. Prefieren no trabajar en equipo porque consideran que el trabajo en equipo es una pérdida de tiempo. Las personas audaces aman los retos y las aventuras.

EXPRESIVO

Vinculan otras personas con entusiasmo y una actitud positiva. Disfrutan ir a reuniones pero frecuentemente llegan tarde. Cuando entran en un lugar, todo el mundo se da por enterado. Se visten con colores fuertes: rojos, amarillos, naranjas. Inician el saludo diciendo rápidamente hola y dando la mano. A pesar del vínculo, pierden el interés cuando les hablas de tu familia o de otras cuestiones personales. Prefieren hablarte todo sobre ellos y sus proyectos.

COMPRENSIVO

Hacen lo que creen que deseas. Tal vez no podemos imaginarnos una situación difícil con una persona comprensiva. Una de las cosas más difíciles que podemos encontrar en nuestra carrera es informarle a una buena, leal y obediente persona comprensiva, que tuvo un mal desempeño o que ya no tiene más su trabajo.

TÉCNICO

Se desempeñan bajo las reglas. Buscan organización y lógica. Frecuentemente se pueden identificar por el estado de sus oficinas. Nombran los archivos cuidadosamente y mantienen los lapiceros en perfecto orden. Prefieren trabajar solos que en equipos. Cuando deben trabajar en equipo, tienden a frenar en lugar de convertirse en miembros del equipo totalmente interdependientes.

El modelo de Brewer nos permite hacer una evaluación rápida y segura, con la que tendremos mayor certeza a la hora de hablarle a una persona. Ahora, ¿conoces a quién le hablas?