‘No me dejes metido’ y la Marca Personal

¿Qué tiene que ver la Marca Personal con la atención que les das a las personas? Hay que resaltar el servicio al cliente como una virtud del profesional y por ende de la persona.

Los que a diario nos vemos en la actividad de contactar personas, para contarles acerca de lo que hacemos, nos arriesgamos a encontrarnos con personas que tienen un mal servicio al cliente inverso. Abunda el ausentismo, los desplantes y las frases como: “estoy muy ocupado”, “más tarde lo reviso”, “ahora lo miro y te cuento” o “yo te devuelvo la llamada”. Personas que nos buscan cuando necesitan que les hagamos un favor. Hay ocasiones en las que la lógica de la amistad y de las relaciones interpersonales se ajustan perfectamente con las relaciones profesionales, puesto que la amistad es un valor que se construye con desinterés y asimismo como dice Carlos Bravo: “también en los negocios hay que recordar que uno siempre se va a volver a encontrar una segunda vez en la vida”.

¿Ahora ven todo lo que tiene que ver la Marca Personal que dejamos y la reputación que tenemos en un gremio dado? Muchos dirán que el marketing no va con ellos. No se dan cuenta que aquel que no considera el marketing dentro de su trabajo y su vida en general, deja de tener en cuenta muchos aspectos importantes, como lo es el servicio, que se deben trabajar constantemente y con juicio, pues solo el tiempo dirá realmente quien tiene una buena reputación o no.

Independiente de nuestro oficio, debemos conocer sobre marketing y cómo lo podemos aplicar para mejorar nuestro trabajo, es decir, nuestras relaciones, imagen, profesionalismo (reflejado en el valor que agregamos a cada actividad que hacemos), entre otros.

Sin embargo, ¡hay que tener cuidado! En el afán por mejorar nuestras relaciones profesionales, podemos caer en seguir caprichos. Esto puede ser muy grave y no podemos dejar que nos pase, porque el servicio al cliente (externo, interno o inverso) es algo muy diferente a seguir caprichos, y puede crear clientes mal educados y problemáticos que entorpezcan nuestro trabajo.

Es mejor ser sincero, sin miedo y en ocasiones perder “oportunidades”, puede ser que ganemos más dedicando nuestros esfuerzos a cosas que nos pueden generar mejores resultados.

¿Marketing? ¿Personal Branding? ¿Marca Personal? ¿Sí? ¡Sí! Mientras más integremos estrategias de marketing a nuestras vidas, mejor será todo lo que hagamos, dejaremos una Marca Personal valiosa, fortaleceremos nuestra reputación y credibilidad, porque la Marca Personal debe estar apoyada en credibilidad y autenticidad.

Publicado originalmente en el Blog de Julián Bedoya Jiménez

Anuncios

Tu marca como lo que es.

ILOVEMEEl mundo del mercadeo está lleno de grandes “éxitos” publicitarios, videos que dan la vuelta al mundo en menos de un día, pero que al evaluar el efecto en las ventas se quedan cortos. Seguramente has notado que existe publicidad que te encanta, que recuerdas y compartes con tus amigos, pero que en realidad nunca logró que compraras el producto que promociona.

El objetivo de la publicidad no es solamente que las personas comenten sobre una marca y que se rían con la campaña. El objetivo al final es generar ventas, que las personas busquen el producto o servicio y lo recomienden. Pero muchas veces los publicistas y mercadólogos, buscando lograr la tan anhelada viralidad, olvidan este objetivo y pierden una gran oportunidad de hacer crecer la marca.

Para que un contenido se propague viralmente, no necesita ser verdaderamente valioso, seguramente son pocos los artículos científicos que superan en presencia en la red a las imágenes más triviales y grotescas.

Resulta que el mismo principio es aplicable, cuando se habla de marca personal. Posiblemente muchas personas le dan “Me gusta” a eso que publicaste, por ejemplo a la foto de la borrachera del fin de semana y tienes decenas de comentarios. Te hará muy feliz saber que eres visible en la red, que tus amigos se divierten con lo que publicas pero, ¿qué tanto crees que creció tu marca personal con eso?

Recuerda que tu trabajo y el servicio que prestas tiene un mercado y muy seguramente se conecta con un grupo específico, del acceso y tipo de información que publiques en las redes sociales, depende que sea claro para tus clientes que eres el indicado. No es necesario que abandones tu esencia, simplemente resalta tus fortalezas y deja claros tus enfoques.

Ser dueño de una marca personal sólida va más allá de las estadísticas que generas. El valor de tu marca se define por la calidad del trabajo que realizas. Y el manejo correcto de las redes sociales es sólo el medio por el que compartes con el mundo tus aportes como profesional.