No presentes una idea, cuenta una historia

“Las que conducen y arrastran al mundo no son las máquinas, sino las ideas” Víctor Hugo.

Pero, ¿quién impulsa las ideas? Para que una gran idea tenga sentido, debe ser compartida, entendida y ejecutada. Una idea podría quedarse atrapada en la mente de quien la originó, porque simplemente tiene temor a comunicarla o no la cree lo suficientemente valiosa; también podría quedarse congelada en el tiempo, porque simplemente no existen las herramientas suficientes para llevarla a cabo en ese momento. Pero hoy hablaremos de la entrega, ese proceso en el que una idea pasa de una persona a otra.

Una idea puede ser extremadamente importante, pero su valor no será percibido a no ser que se dé a conocer, y si esto no se hace de la mejor manera, seguramente quien la oiga no la apreciará como se debe. Uno de los principales errores que podrían cometerse, es confiar plenamente en lo buena que sea una idea y pretender que todo el mundo la aceptará simplemente porque es muy buena. Pudiste haber estudiado día y noche para ser quien más sabe del tema, pero eso no te hace digno de ser escuchado.

Una buena manera de evitar que tu audiencia se quede dormida, es evitar hacer que tu presentación se convierta en una repetición mecánica de información. Esto es más o menos lo que sucede cuando utilizas viñetas, seguramente nunca has visto un libro de cuentos infantiles separado en viñetas. Eso es porque no existe una conexión entre idea e idea y para quien escucha, queda la sensación de que son tan independientes que si se pierden una o dos no habrá diferencia.

Busca el orden idóneo para presentar las ideas, pero aún más importante que eso, busca las conexiones que hacen que cada idea sea tan importante como la anterior.

Una buena forma de comenzar a hacerse conscientes de las características que hacen que una historia enganche a las personas, es observar detenidamente las películas y libros tratando de adoptar el punto de vista de sus creadores. Seguramente encontrarán que en su mayoría cuentan con un villano, un héroe y una víctima. También notarás que las películas más emocionantes son una constate batalla entre el héroe y el villano.

Si lleváramos este principio tan sencillo a nuestra presentación, el héroe sería esa gran idea que estás compartiendo y las batallas serían algo así como mostrar el mundo con y sin esa idea.

El beneficio más claro que lograrías con esto, sería ayudar a tu memoria. Piénsalo por un momento y te darás cuenta que existen infinidad de historias que recuerdas. Para la memoria es más fácil recordar cuando las cosas están conectadas. También hay un gran beneficio para tu público y es que no se perderán de la oportunidad de saber lo que les querías contar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s